Lo que todo hotel debe saber a la hora de instalar el wifi (2)

Continúamos con la segunda parte del artículo sobre la correcta instalación del wifi en los hoteles. En esta ocasión nos centramos en elementos cruciales de la red: el controlador de Aps y Vlans; el corazón de la red, el controlador, y la gestión correcta de todos los elementos queremos ofrecer a nuestros clientes. Porque además de elegir correctamente la tecnología, el hotelero ha de saber quién se conecta a su wifi, cuándo y como, y por supuesto, guardar un log de conexiones.

Al instalar el wifi en el hotel hay que estimar también las necesidades de ancho de banda que precisaremos contratar con nuestro operador, ya sean Adsl, fibra óptica, 3g, LTE, satélite etc.

Seguramente deberemos poner más de una WAN. En ese caso tendremos que tener en cuenta otro elemento esencial en nuestra red WIFI: un agregador WAN, que debe ser capaz de gestionar y procesar los miles de peticiones de todos los usuarios de nuestra red, elegir la wan más adecuada y por supuesto ha de ser capaz de avisar al instante de cualquier fallo en la red de forma inmediata.

También es conveniente que el agregador WAN sea capaz de crear VPN, o al menos de ser transparente a ellas, y de marcar reglas según las peticiones que tenga, ya sea de calidad de servicio como de enrutar adecuadamente aplicaciones y servicios tanto upload como download. Es recomendable que sea capaz de capar servicios no deseados como P2P, ect.

El corazón de la red: el controlador

No vale ir llenando el hotel de Aps (puntos de acceso a Internet) en cada esquina y de cualquier modo, mezclando marcas y productos con características diferentes, instalando repetidores domésticos, etc. (todo eso da lugar a una red no funcional, insegura y caótica). Un ejemplo: si hemos puesto 30 Aps por todo el hotel, debemos de ser capaces de gestionarlos. Esto es:

  • Que cuando un AP se cuelgue, se pare, se bloquee, eníe un e-mail o consultar al controlador para saber, que el 100% de nuestra red está funcionando adecuadamente.
  • Que cuando un Ap tenga que ser reseteado, configurado,cambiarle la Ip, hacer un upgrade, gestionar la cantidad de usuarios simultáneos, subir o bajar potencia, ect., podamos hacerlo de forma remota.

Para disfrutar de las funcionalidades de esta pieza de monitorización todos los aps deben ser del mismo fabricante que el controlador; en caso contrario solo podríamos monitorear si está en marcha o caídos, y eso puede no ser suficiente.

Es muy importante ser capaces de actuar al momento. Imagínate que has alquilado un salón de conferencias de 200 personas y los aps que están dentro dejan de funcionar correctamente. Lo más probable es que la empresa que te alquila el salón se niegue a pagar la minuta del mismo porque para para su conferencia o reunión, la conexión era indispensable.

Y ahora, la gestión total

Para ofrecer un servicio wifi seguro y eficaz en el hotel se necesita una gestión de usuarios, establecer reglas. Ofrecer, en definitiva, imagen, seriedad y profesionalidad.

El “portal cautivo”, es decir, el acceso a una página desde la cual se confirmará al cliente que está conectando a la red del hotel, será una página web personalizada con los datos del hotel, sus servicios, su imagen corporativa, su buzón de sugerencias, etc. Además, en ella pediremos o no el usuario y password, según queramos establecer el acceso, pero por supuesto el cliente deberá siempre aceptar las condiciones particulares del servicio, tanto propias como legales, y la descarga de responsabilidades.

Con este “portal cautivo” gestionaremos los clientes, la calidad del servicio que queramos ofrecer a cada tipo de cliente, y podremos personalizar sus necesidades.

Gestionaremos a nuestros clientes de forma personalizada y profesional, teniendo muy claros datos como:

  • ¿Quién se conecta? ¿Establecemos una conexión por habitación o para todos los huéspedes? ¿con todos los dispositivos a la vez? Porque hay clientes que viajan con el portátil, tablet y móvil y aunque no hagan uso de los tres a la vez, los dejarán cargando y en marcha conectados a la red wifi aunque estén en la piscina o descansando.
  • ¿Cuándo se conecta? ¿Desde que se aloja hasta que se va, o por franjas horarias? O establecemos si es una conexión de cortesía porque es un cliente externo al hotel que está consumiendo en la cafetería y le damos solo 20 minutos tiempo…
  • ¿Que ancho de banda ofrecemos?¿200, 300, 500Kbits, ó 1, 2, 4, 5, 10 megas? ¿Y a todos los clientes, a unos más y a otros menos, dependiendo si es gratis o de pago, o si es un cliente Vip? ¿O si acude al de salón de reuniones? ¿O diferenciamos con el que simplemente está tomando un cortado?
  • ¿Cuánto puede descargarse? ¿100, 200, 500 megas a día? ¿A la hora? Eso también dependerá de la conexión Wan (adls) que tengamos. Debemos de ser capaces de administrar los servicios que ofrecemos dependiendo del caudal que tengamos en cada momento, y decidir si van a poder descargarse una película de video, o usar Skype, Spotify, Youtube, ect. En definitiva; hemos de plantearnos que el servicio que daremos, pues no podemos pensar que en todos los casos y hoteles vamos a ser capaces de ofrecer una red wifi multimedia si nuestras conexiones al operador son limitadas.

Hemos de plantearnos muy bien el servicio que daremos, pues no podemos pensar que en todos los casos y hoteles vamos a ser capaces de ofrecer una red wifi multimedia si nuestras conexiones al operador son limitadas.

Y algo fundamental, hay que guardar un log de conexiones, pues desde nuestra red, de nuestra IP, alguien podría cometer algún delito, divulgar falsos datos, reventar cuentas, realiza un acceso no autorizado… Así, si las fuerzas de seguridad nos piden saber quiénes se conectaron el 3 de marzo del 2013 será tan fácil como ver el historial de ese día y facilitárselo impreso, o en un archivo. La seguridad, ante todo.

Lo que todo Hotel debe saber a la hora de instalar el WIFI